.slideshow-container { width: 220px !important; height: 180px !important; }

sábado, 28 de junio de 2014

Arista N.E. de Peña Ezcaurre


Desde la curva anterior al collado de Argibiela salimos Alberto Teba y yo, siguiendo las marcas del GR11, hasta llegar a un hito dentro del bosque de hayas, donde tomamos un sendero que nos deposita al pie de las arista.



Remontamos las primeras pendientes pegados al filo de la arista , hasta llegar a un clavo que marca el primer paso de IV, continuamos trepando por terreno fácil, siempre pegados al filo de la arista, ahora por terreno más vertical pero con buenos agarres.




Llegamos a la zona mas comprometida que está equipada con parabolts, las reuniones del principio y la
del final del largo, también están equipadas con dos parabolts cada una.






Luego continuamos por la  pared ya sin parabolts, aunque hay una cinta en un puete roca a los tres metros de empezar y un clavo casi al final, después de superar el paso clave IV+, atravesamos un poco hacia la derecha con pequeños agarres hasta salir a una zoma más fácil.









Seguimos durante unos 100 metros hasta el segundo hombro IIº y Iº, nos adentramos en unos pasadizos.






Continuamos trepando hasta el tercer hombro IIº y Iº, para luego llegar a la cima del pitón, donde realizamos un rápel de 25 metros, para luego destrepar hasta un collado.





Ascendemos hasta el cuarto hombro, pasos de Iº y IIº, para luego continuar hasta la cima de Peña Ezcaurre.





Desde la cima seguimos los hitos y las marcas del GR11, que nos conducen al punto de partida.



domingo, 22 de junio de 2014

Pico Aspe desde Candanchú

Partimos del parking de las pistas de esquí de Candanchu a las 7,30 horas mi hijo Alberto y yo, con la idea de subir al pico Aspe.

Comenzamos remontando las fuertes pendientes de las pistas de esquí  que acceden al paso de Tortiellas, una  vez superadas las rampas finales del paso, observamos varias manadas de sarrios  y algunos buitres, y por fin  llegamos a la zona de la Tuca Blanca.

Nos dirigimos  hacia  la línea de remontes que  suben hacia la Tuca, para luego tomar  un sendero que sigue paralelo hacia el filo del cortado que da a Rioseta. Descendemos por unas gradas rocosas, para bajar a una hondonada, donde comienza la nieve.

Comenzamos a subir las primeras rampas, nos calzamos los crampones, ya que la nieve está bastante dura, seguimos remontando hasta alcanzar el hombro del Aspe, sacamos la cuerda para asegurarnos ya que la pendiente se acentua bastante.

Llegamos a la zona del corredor que tiene una inclinación de unos 35 o 40º, subimos con precaución, para  unos metros antes del final  salirnos a la zona de rocas, nos quitamos los crampones y superamos los últimos metros hasta la cima.

Despues de un merecido descanso en la cima, bajamos con mucha precaución por el camino de subida hasta llegar al punto de partida.